Cómo viajar de Roma a Venecia

Cómo viajar de Roma a Venecia





Cómo viajar de Roma a Venecia en Italia

Transporte en Italia

Italia es un país encantador lleno de historia, arte, cultura y una gastronomía que te dejará sin aliento. Viajar por Italia es bastante sencillo gracias a su eficiente sistema de transporte. Hay muchas opciones para trasladarse de una ciudad a otra pero si estás en Roma y quieres visitar Venecia, hay algunas opciones que puedes considerar.

Cómo llegar a Venecia desde Roma

En tren

La manera más popular de llegar a Venecia desde Roma es en tren. Los trenes de alta velocidad son muy cómodos y relativamente económicos. Puedes tomar un tren desde la estación de Termini o Tiburtina en Roma y llegar a la estación Santa Lucía en Venecia en unas 3 horas. Los trenes salen varias veces al día y es recomendable reservar los asientos con anticipación.

En autobús

Si prefieres una opción más económica, puedes tomar un autobús de Roma a Venecia. Hay varias compañías de autobuses como Flixbus, Buscenter, Eurolines que cubren esta ruta. El precio es más bajo que el tren pero el tiempo de viaje es más largo ya que puede durar hasta 6 horas.

En coche

Otra opción es alquilar un coche en Roma y conducir hasta Venecia. Esta opción es buena si quieres hacer una parada en el camino y visitar otras ciudades como Florencia o Bolonia. Toma en cuenta que el tráfico en Italia puede ser caótico y las carreteras son de peaje.

Qué ver en Venecia

Una vez que llegues a Venecia, te encontrarás en una ciudad única en el mundo que está construida sobre el agua y llena de canales navegables, puentes y pequeñas calles. No te pierdas la Plaza de San Marcos, el Palacio Ducal y el Puente de Rialto. También puedes tomar un paseo en góndola para ver Venecia desde el agua.

Conclusión

En resumen, hay varias maneras de viajar de Roma a Venecia en Italia. Siendo la opción más popular el tren, también puedes considerar tomar un autobús o alquilar un coche. Una vez que llegues a Venecia, no te pierdas los principales atractivos de la ciudad y disfruta de su encanto único.

  • Tren: rápido y cómodo.
  • Autobús: económico pero tardado.
  • Coche: ideal para hacer paradas en el camino.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *